Mostrando las entradas con la etiqueta Zygmunt Bauman. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Zygmunt Bauman. Mostrar todas las entradas

26/1/17

El tiempo apremia. Conversaciones con Citlai Rovirosa-Madrazo — Zygmunt Bauman

Zygmunt Bauman
Luis Roca Jusmet

Efectivamente el tiempo apremia. Y de que manera. Algunos sociólogos imprescindibles como Immanuel Wallernstein, Richard Sennett o el mismo Bauman, cada uno a su manera, nos lo recuerdan. Este libro puede servir tanto de iniciación como de síntesis a la prolífica obra de Bauman. Como dice el subtítiulo, lo que recoge el libro no es una entrevista sino unas conversaciones en la que las la socióloga y periodista mejicana Citlali Rovirosa-Madrazo realiza valiosas aportaciones . Ocho conversaciones, ocho temáticas, divididas en dos partes. En la primera parte : la crisis del crédito y el mortífero éxito del capitalismo; el Estado del Bienestar en los tiempos de la globalización; la función del Estado en el capitalismo. En la segunda parte: la modernidad y la postmodernidad, holocausto y genocidio ; política demográfica, el papel de la mujer en la reproducción en la era de la biotecnología, el fundamentalismo secular y el religioso en la lucha por el poder en el sigo XXI ; la inscripción del ADN y la aparición de la genetocracia ; la generación perdida nacida en plena sociedad líquida.

2/12/13

Cultura y Estado | ¿Puede el Estado prescindir de su función cultural y dejar que el mercado se apodere de ella y la disuelva?

A fines del siglo 20, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman lanzó el concepto de “modernidad líquida”, al que regularmente vuelve para abordarlo desde una perspectiva en particular. Hasta no hace mucho, según Bauman, la modernidad fue sólida. Pero un buen día se disolvió, se tornó líquida, y en consecuencia ya nada puede mantener su forma durante un largo tiempo porque no existe algo que reemplace a la forma disuelta y que se presente como más resistente al proceso de disolución. Por el contrario, allí donde se propone una alternativa, esta se proclama, de entrada, líquida. Ahora, concluye Bauman, nada es para siempre; todo es provisorio.

Su nuevo libro es La cultura en el mundo de la modernidad ­líquida (FCE, 2013), cuyo objetivo –explicitado desde el título– es ­pensar las transformaciones que ha experimentado el concepto de cultura a lo largo del tiempo y cuál es, si vale decirlo así, su estatus en la modernidad líquida que nos toca vivir.

Líquidos y vigilados | Una gran mayoría son adictos a la seguridad: son ciudades enteras, escaneadas, monitoreadas, vigiladas…

En Vigilancia líquida, su último libro, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman desarma diversos argumentos que componen un cuadro de inseguridad global (y local) para concentrarse sobre la línea de flotación de la que son objetos los sujetos en el mundo contemporáneo, sin descartar los aportes de la narrativa más experimental. El libro, publicado por la casa Paidós, despliega las reflexiones del cientista social nacido en Polonia en 1925 y declarado catedrático emérito de Sociología en la Universidad de Varsovia. Bauman publicó, entre otros libros, Modernidad líquida, Amor líquido, Vida líquida, Vidas desperdiciadas, Trabajo, consumismo y nuevos pobres, Tiempos líquidos, Miedo líquido, Pensando sociológicamente, Mundo consumo, Identidad y Daños colaterales. Para este sociólogo, “la vigilancia es un tema cada vez más presente en las noticias cotidianas, aunque (la vigilancia) ha ido extendiéndose poco a poco durante décadas y constituye un elemento fundamental del mundo moderno”. Si casi todos los ciudadanos se sienten vigilados, es porque los dispositivos de vigilancia también se han vuelto líquidos. Y así sucede con la

19/11/13

La cultura en el mundo de la modernidad líquida | Zygmunt Bauman

En nuestra sociedad de consumo, la cultura es sólo un conjunto de productos a disposición de sus potenciales clientes, “una sección más de la gigantesca tienda de departamentos en que se ha transformado el mundo”, escribe Bauman en La cultura en el mundo de la modernidad líquida –recién publicado por el Fondo de Cultura Económica–. ¿Pero cómo se llegó a eso? Bauman historiza el concepto de cultura y sugiere que no sólo quedó en el lejano pasado su denotación del sueño ilustrado de la educación de las masas (la cultura como agente de cambio), sino que también pasó ya la noción de cultura construida por Pierre Bourdieu –La distinción–, un capital simbólico cuya propiedad trazaba límites entre clases (la cultura como agente conservador). “Hoy –reflexiona Bauman–, la insignia de pertenencia a una elite cultural es la máxima tolerancia y la mínima quisquillosidad. El esnobismo cultural consiste en negar ostentosamente el esnobismo. El principio del elitismo cultural es la cualidad omnívora: sentirse como en casa en todo entorno cultural, sin considerar ninguno como el propio, y mucho menos el único propio.”

24/10/13

Vigilancia líquida | Zygmunt Bauman & David Lyon

'Vigilancia líquida', de Zygmunt Bauman y David Lyon, autor de otras obras de teoría sociológica como Sobre la educación en un mundo líquido o Los retos de la educación en la modernidad líquida, es un libro que nos advierte de los riesgos de la continua vigilancia y control al que estamos sometidos, muchas veces inadvertidamente. Hoy en día, los detalles más insignificantes de nuestras vidas son registrados y examinados como nunca antes, y a menudo quienes son vigilados cooperan voluntariamente con los vigilantes. Desde Londres y Nueva York hasta Nueva Delhi, Shanghái y Río de Janeiro, la presencia de cámaras de vídeo en los lugares públicos ya es algo habitual y aceptado por la población.

En la actualidad, los viajes aéreos implican el paso por escáneres humanos y controles biométricos que se han multiplicado a raíz del 11-S. Diariamente Google y los proveedores de tarjetas de crédito apuntan el detalle de nuestros hábitos, preocupaciones y preferencias, y con

23/6/13

Identidades inciertas / Zygmunt Bauman

Helena Bejar / La modernidad líquida es un tiempo sin certezas. Sus sujetos, que lucharon durante la Ilustración por poder obtener libertades civiles y deshacerse de la tradición, se encuentran ahora con la obligación de ser libres. Hemos pasado de ser individuos “de irue” a individuos “de facto”, y con ello a tener que diseñar nuestra vida como si fuera un menú de opciones donde cada cual fuera soberano. Más ello sólo es un espejismo. La cultura laboral de la flexibilidad arruina la previsión de futuro, deshace el sentido de la carrera profesional y de la experiencia acumulada. Por su parte, la familia nuclear se ha transformado en una “relación pura” donde cada “socio” puede abandonar al otro a la primera dificultad. El amor se hace flotante, sin responsabilidad hacia el otro, siendo su mejor expresión el vínculo sin cara que ofrece la Red. Las instrucciones no son ya anclas de las existencias personales. En decadencia el Estado de bienestar y sin relatos colectivos que otorguen sentido a la historia y a las vidas individuales, surfeamos en las olas de una sociedad líquida siempre cambiante y cada vez más imprevisible. Este libro es una reflexión crítica de la sociología de Zygmunt Bauman, sociólogo polaco afincado en Inglaterra y que analiza, desde una poderosa imaginación sociológica, nuestro tiempo incierto.

7/4/13

Zygmunt Bauman detecta una disolución de los lazos que mantenían cohesionada la estructura social en la era del capitalismo industrial

En su obra "Comunidad", reformulada por Zygmunt Bauman desde su aparición original en 2003, y en este caso lanzada por Siglo XXI editores, plantea a la comunidad como símbolo de un paraíso perdido que promete seguridad pero priva a las personas de la libertad y el derecho a ejercer la "singularidad".

Bauman -célebre por su concepto de "modernidad líquida" que desplegó en varias obras escritas a lo largo de la última década- indica que la seguridad y la libertad son dos valores igualmente codiciados

17/3/13

Zygmunt Bauman y el mundo irreal

Sorprendido porque ve “mucho optimismo” en las calles [...], y eso no es lo que cuentan los diarios, el sociólogo Zygmunt Bauman considera que en los últimos 30 años las sociedades occidentales han vivido “en un mundo irreal”, en el que se pensaba que el crecimiento era ilimitado. Bauman, que presenta su nuevo libro “Sobre la educación en un mundo líquido” (Paidós), ha declarado en un encuentro con periodistas que durante estas décadas se ha vivido pensando en el “crecimiento ilimitado” y, de repente, “hay un shock y la gente se da cuenta de que el hoy es malo, mañana será peor y pasado mañana llegará el apocalipsis”.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo