Mostrando las entradas con la etiqueta Santiago Alba Rico. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Santiago Alba Rico. Mostrar todas las entradas

7/11/15

La Observación de Goethe — Salvador López Arnal

Santiago Alba Rico   |   Salvador López Arnal es el más prolífico de nuestros filósofos y el más comprometido de nuestros eruditos: matemático, analista político y militante comunista, es difícil leerlo sin provecho; e imposible conocerlo sin estimar su sensibilidad y generosidad. Si algo hay que reprocharle es su modestia, virtud muy rara entre los intelectuales y por desgracia nada contagiosa, pero que en su caso embrida un talento más que vigoroso cuyas huellas luminosas destellan a menudo allí donde él cree estar sencillamente haciendo preguntas o comentarios. Difícilmente podrá exagerarse, por ejemplo, la importancia de su labor como entrevistador; a través de decenas -centenares- de diálogos minuciosos y comprometidos (algunos de los cuales se han convertido en libros), Salvador López Arnal ha ido recogiendo la memoria de la cultura rebelde de los últimos 20 años, obra que el futuro reconocerá como se debe. Otro tanto puede decirse de su labor como pupilo, investigador y divulgador de nuestro filósofo marxista por excelencia, Manuel Sacristán, que los más jóvenes están descubriendo y leyendo gracias a él. Si el marxismo y Sacristán tienen aún algo que decir en España, si pueden aún fertilizar la voluntad de cambio, será en buena parte merced al esfuerzo abnegado y riguroso de López Arnal.

30/5/15

Islamofobia: Nosotros, los otros, el miedo | Santiago Alba Rico

La islamofobia está hasta tal punto homologada que no puede resultar extraña, al calor de la crisis, la ascensión de partidos o movimientos de ultraderecha en Europa en las últimas décadas, desde Pegida al Frente Nacional francés, de la Liga Norte italiana al Vlaams Belang belga, del Partido de la Libertad austriaco al Jobbik húngaro, fuerzas rampantes que se nutren de las políticas gubernamentales y de las rutinas de los medios de comunicación. Los discursos políticos sobre tolerancia y Estado de derecho chocan sin parar con las leyes migratorias, las legislaciones de excepción y el uso liberticida y criminalizador que se hace de la «guerra contra el terrorismo». Los medios, por su parte, seleccionando siempre las imágenes más redondas y los clichés menos integradores, unas veces por ignorancia y otras por cálculo, facilitan la obra de los fanáticos y contribuyen a erosionar aún más las cláusulas sociales de la convivencia y los andamios mismos de la democracia. La islamofobia no es ni un exceso marginal ni un atavismo de las clases populares.

8/3/15

La clase media como oportunidad para la izquierda

Santiago Alba Rico   |   Owen Jones se ha hecho justamente célebre con un importante libro sobre la «demonización de la clase obrera» en el que describe prolijamente ese proceso mediante el cual el capitalismo, al mismo tiempo que proletariza aún más las condiciones de vida de los trabajadores y erosiona sus lazos comunitarios, confina a sus miembros en una especie de «país extranjero» amenazante para el conjunto del país. El libro de Jones se inscribe, en todo caso, en una tradición tan certera como banal. La «clase obrera» –hoy mucho más borrosa que nunca– ha sido siempre explotada, empobrecida y criminalizada por el capitalismo y, por eso mismo, defendida desde la izquierda, y desde luego desde el marxismo, como objeto de padecimientos y sujeto de transformaciones, visión a la que se podría oponer la crítica del marxista francés Isaac Joshua, en el sentido de que no hay razones, ni históricas ni teóricas, para pensar que el «proletariado» esté preparado para esa tarea transformadora ni que su liberación funja necesariamente como vehículo ontológico de «emancipación universal».

18/10/14

‘La bomba’ de Howard Zinn

Santiago Alba Rico   |   Hace cien años, cuando Italia y España probaban por primera vez el poder letal de la nueva arma en las colonias, los bombardeos aéreos producían una mezcla de terror y de escándalo (¡pájaros que cagan muerte!), hasta el punto de que la convención de La Haya de 1927 los prohibió sin ninguna clase de oposición.

Hoy una tormenta y hasta una gaviota causan más estupefacción. Mientras escribo estas líneas aviones tripulados y no tripulados arrojan bombas sobre Somalia, Yemen, Siria, Iraq, el kurdistán turco, Afganistán, Gaza, Ucrania, en una rutina aceptada por todos con una naturalidad que contrasta con la sobrehumanidad del procedimiento.

2/1/14

El orden de El Capital. Por qué seguir leyendo a Marx | Prólogo

Santiago Alba Rico  |  Decía Chesterton que “el pueblo nunca puede rebelarse si no es conservador, al menos lo bastante como para haber conservado alguna razón para rebelarse”. Esto es más cierto aún si de lo que se trata es de rebelarse contra el capitalismo. Benjamin comparó el mundo capitalista con un tren sin frenos que rodaba hacia el abismo. Y en lugar de imaginar la revolución socialista bajo el potente aspecto de una locomotora (como tantas veces se había hecho ya), la comparó con el freno de emergencia.

La objeción más definitiva que el ser humano puede hacerle a la economía capitalista es que no es capaz de detener, ni siquiera de ralentizar, la marcha. La humanidad ha emprendido un viaje que no tiene estaciones. Incluso los revolucionarios más insensatos han tenido que rendirse a la evidencia de que es imposible competir en velocidad con el capitalismo. Ya en 1848, Marx constataba cómo la economía capitalista había logrado que todo lo sólido se disolviese en el aire.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo