Mostrando las entradas con la etiqueta Mario Rapoport. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Mario Rapoport. Mostrar todas las entradas

5/1/15

Félix Weil fue un ‘Bolchevique de salón’

Era argentino y fundó la Escuela de Frankfurt, lo que significa que puso la plata para que pudiera empezar a funcionar el primer instituto de marxismo de Europa. Eso sólo bastaría para distinguir la figura de Félix Weil, pero no fue todo: también financió ‘El acorazado Potemkin’, escribió un libro sobre el enigma de la economía argentina y logró que su padre, un negociante de cereales ligado con las altas finanzas, terminara por apoyar su causa revolucionaria. Mario Rapoport escribió ‘Bolchevique de salón’, una extraordinaria biografía dedicada a un personaje que venía siendo redescubierto y que ahora tiene un merecido libro que le sigue el rastro.

Fernando Bogado   |   Uno de los principales hitos de la filosofía del siglo XX es, sin lugar a dudas, la aparición y desarrollo del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Frankfurt, mejor conocido como Escuela de Frankfurt.

28/10/14

La historia de Félix Weil, el 'Bolchevique de salón'

Javier Lewkowicz   |   El hijo del presidente de una de las principales compañías cerealeras del país, descendiente de un multimillonario en la Argentina del Centenario, que, en lugar de continuar el imperio, levantar mansiones en la Recoleta, adquirir inagotables extensiones de tierra en la Pampa Húmeda o viajar a Europa con la vaca atada, decide con su dinero financiar un instituto de marxismo en Alemania para formar cuadros revolucionarios. Es la historia de Bolchevique de salón, el último libro de Mario Rapoport. Lo más curioso es que no se trata de una novela sino de una biografía dedicada a Félix Weil, el fundador argentino de la Escuela de Frankfurt. La familia Weil llegó a la Argentina a fines del siglo XIX y comenzó un vertiginoso ascenso económico de la mano de la compañía cerealera fundada por Hermann Weil. Pero regresó a Alemania justo antes del inicio de la Primera Guerra, y Félix, su hijo, se forma en el marxismo y milita en los movimientos de izquierda.

12/11/13

En el ojo de la tormenta | La economía política argentina y mundial frente a la crisis

El sistema capitalista se encuentra en una crisis política y económica global que abre serios interrogantes acerca del futuro del mundo. La economía política debe encontrar nuevas respuestas a los problemas que la coyuntura le presenta y ayudar a comprender los fenómenos políticos y económicos recientes. Mario Rapoport asume esa tarea y analiza dichos fenómenos con el objeto de abrir un debate que contribuya a la conformación de un nuevo proyecto nacional que permita consolidar un crecimiento económico sostenido, una política internacional independiente y una mayor inclusión social, política y económica de toda la población. Así, revisa los orígenes y el desarrollo de las principales teorías económicas y plantea los grandes ejes de la crisis a partir del análisis de la situación actual de Estados Unidos y Europa. La evolución de las ideas y del contexto internacional le permite explicar los grandes conflictos y controversias que impulsan la historia económica argentina e identificar sus principales problemas: la industrialización, la política agropecuaria, la deuda externa, el papel del Estado,

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo