Mostrando las entradas con la etiqueta Mario Amorós. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Mario Amorós. Mostrar todas las entradas

22/9/16

Neruda, el príncipe de los poetas — Mario Amorós

Alejandro Sánchez Moreno

El 25 de septiembre de 1973 tuvo lugar un hito fundamental en la historia reciente de Chile. Ese día, el país andino, que acababa de sufrir la pérdida de su democracia a manos del sangriento golpe de Augusto Pinochet, despedía al que tal vez haya sido el más ilustre de sus hijos, el príncipe de los poetas Pablo Neruda. Pero al contrario de lo que pudiera parecer, la muerte de Neruda no marcaba para Chile tan sólo el fallecimiento de un poeta universal, sino que las circunstancias en que se desarrolló el funeral, convirtieron el acto en la primera acción de resistencia de un pueblo que había visto liquidar a sangre y fuego todas las esperanzas que se habían depositado en el gobierno de la Unidad Popular.

Esa mañana, el cuerpo sin vida del poeta se dirigió al cementerio general acompañado de unas pocas personas, que casi de incognito, se dispusieron a enterrar silenciosamente a Neruda. Pero para sorpresa de todos -incluidos los periodistas extranjeros que cubrían el acontecimiento-, aquello no fue así, ya que en el camino, centenares de chilenos vencieron el miedo sumándose espontáneamente a la despedida, ignorando la prohibición de actos públicos que había decretado la dictadura. El camino al cementerio se convirtió así en toda una manifestación, una manifestación pública de fidelidad al gobierno derrocado por la fuerza de las armas, y de reconocimiento a uno de sus artífices, el comunista Pablo Neruda.

16/2/16

Neruda, el príncipe de los poetas — Mario Amorós / 4

Salvador López Arnal   |   De la página 553 del libro que comentamos: “Mientras el dolor y las lágrimas ahogaban a Joan Jara, Virginia Vidal se acercó para abrazarla. Le preguntó por sus hijas, Manuela y Amanda, y por el ensañamiento de los militares con el creador de “Manifiesto” y “Plegaria del labrador”. “Si hubiera viso su cuerpo tan hermoso… Una sola masa negra, morada, machacada, desgarrada… Me costó hallarlo entre tanto cadáver” Fue en aquella improvisada manifestación cuando tomó conciencia de que jamás se sentiría abandonada. “Era muy poderoso el sentido de identidad colectiva frente a una tragedia colectiva y muy fuerte la sensación de un pueblo moralmente herido que sigue lacado”.

Tampoco Matilde Urrutia pudo olvidar nunca esos mementos tan emocionantes. “Aquella miradas en que se mezclan el dolor y la rebeldía. Cada uno de ellos siente el horror ante la suerte infligida a tantos amigos y parientes: apresados, escondidos, agonizando en las torturas. Y en ese momento de oscuridad asfixiante, como un grito de liberación se escucha: “¡Compañero Pablo Neruda, presente, ahora y siempre!” Este grito me trae un rayo de luz, de esperanza, este es un pueblo vivo…

4/1/16

Neruda. El príncipe de los poetas — Mario Amorós / 3

David Becerra Mayor   |   El historiador y periodista Mario Amorós acaba de publicar Neruda. El príncipe de los poetas, una exhaustiva biografía del poeta chileno. Tras haber consultado un total de 18 archivos en todo el mundo –en España, Chile, Rusia y Suecia– Amorós ha podido componer una biografía de Neruda que, por el rigor de la documentación consultada y aportada, podemos considerar como una obra definitiva. Estamos ante un libro de referencia obligada, tanto para lectores especializados, como para aquellos otros lectores que quieran profundizar en la vida de un poeta de quien han leído sus versos pero que tal vez desconocen y quieren descifrar algunos enigmas de su biografía.

Mario Amorós nos invita a recorrer, a través de las páginas de su Neruda. El príncipe de los poetas, las parcelas de la vida del autor de El canto general, desde su nacimiento en 1904 hasta su muerte el 23 de septiembre de 1973.

12/12/15

Neruda. El príncipe de los poetas — Mario Amorós / 2

El domingo 8 de julio de 1945, Pablo Neruda y otras personalidades, como el científico Alejandro Lipschutz, el director de la Orquesta Sinfónica de Santiago, Armando Carvajal, la cantante Blanca Hauser, el poeta Juvencio Valle, la poetisa Olga Acevedo, el escritor Nicomedes Guzmán, el director de teatro Pedro de la Barra y la profesora María Marchant ingresaron en el Partido Comunista de Chile, en un acto celebrado en el Teatro Caupolicán que clausuró la XVI Sesión Plenaria de su Comité Central. En las semanas finales de la Segunda Guerra Mundial en Asia, grandes retratos de Stalin, Churchill y Truman vestían el inmenso recinto de la calle San Diego y al fondo del proscenio había un gran cuadro de Luis Emilio Recabarren con la leyenda: “Por la grandeza de Chile”. En el discurso que pronunció en representación de los nuevos militantes, Neruda exaltó las luchas de sus camaradas en China, en Francia, en Yugoslavia, en Brasil, en Alemania, en Argentina, en España y en la Unión Soviética y recordó que una noche otoñal de 1936, en las primeras semanas de la guerra en Madrid, caminaba con Delia del Carril y se encontraron con una patrulla de milicianos comunistas, que les guiaron con sus linternas para que pudieran continuar el camino.  

9/12/15

Neruda. El príncipe de los poetas — Mario Amorós / 1

Enric Llopis   /   Cuando Pablo Neruda regresó a Chile en 1952, ya nunca volvería a ser diputado ni senador por el Partido Comunista. No quiso que se le volviera a designar candidato. Pero Neruda mantuvo su compromiso con el Partido, al que ofreció su apoyo como personalidad pública reconocida en todo el mundo, por su obra y también por sus viajes (en algunos casos de diez meses). En ningún caso Neruda se desvinculó de la política: apoyó a Salvador Allende en cuatro campañas presidenciales. Además de mancharse en el barro de la política chilena, destacaba su visión antiimperialista, de hecho, “Canto General” es realmente una gran oda a América. “Todas las riquezas naturales de América Latina, el petróleo, el cobre el hierro… no pertenecen a los pueblos, sino a los imperialistas de Estados Unidos”, denunciaba. Muy pronto Pablo Neruda viajó a Cuba, a cuya revolución dedicó “Canción de gesta”, aunque inicialmente pensara para escribir esta obra en Puerto Rico. Ésta es una mínima porción del Neruda político, al que se agrega el poeta, el amante, el ser humano…

17/6/14

La memoria como fuerza de la historia | Epílogo del libro ‘Argentina contra Franco’

"La Querella Argentina proporciona ahora la posibilidad de avanzar hacia una sentencia judicial que deje constancia de la magnitud gigantesca, lacerante, casi indescriptible en sus contornos exactos, del terror franquista"

Mario Amorós  |  ¿Por qué la España democrática, en definitiva, ha sido incapaz de investigar y juzgar los crímenes del franquismo? Este es uno de los principales interrogantes que suscita la Querella Argentina. «Porque no hicimos una ruptura democrática como en Portugal con la Revolución de los Claveles», sostiene Willy Meyer. «En Portugal se depuró la policía política (la PIDE) y se desmanteló el aparato judicial de la dictadura fascista. Aquí no tuvimos la fuerza suficiente y se hizo una Transición sin depurar los aparatos del Estado y en ese paquete iba toda esta gente, que pasaron de ser unos torturadores a unas personas rehabilitadas e incluso condecoradas, como fue el caso de Billy el Niño». 

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo