21/12/16

Miss Marx, la hija de 'El Capital' — Barbara Minniti

Eleanor Marx, de 18 años, 1873
Eleanor Marx, llamada Tussy, tenía un apellido que hoy sería una carga pesada de llevar. Esta biografía nos introduce en el mundo del Londres de la segunda revolución industrial, volviendo sobre los pasos de la corta pero intensa vida de una mujer que había sido capaz de ganar un papel prominente en la sociedad de la época. La historia en una biografía titulada Miss Marx, la figlia del 'Capitale', fue escrita por Barbara Minniti en un estilo casi coloquial, y se enriquece con indagaciones, como es el del caso del presunto hijo ilegítimo de Marx, hechos en parte inéditos parte inéditos, y con referencias continuas a temas de la actualidad.

No podía faltar un curioso apéndice, datos y cifras, y las referencias a las publicaciones más recientes destinadas a las personas  que tuvieren deseos de saber más. En su nacimiento en 1855 en Londres, Eleanor era sólo la última hija de un exiliado político alemán que vivió con su familia en dos pequeñas habitaciones casi miserables, en Soho, Londres. Marx, su padre, pasaba día tras día en la biblioteca del Museo Británico, lleno de4 ilusiones pero con el bolsillo vacío, y como aderezo, un montón de acreedores de la puerta principal.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo