14/10/16

Ciencia y utopía. En Marx y en la tradición marxista — Ariel Petruccelli

“Qué sentido tiene eso de “salirse de lo existente” es cosa que ya sabemos. Es la vieja idea de que el Estado se derrumba por sí solo tan pronto como todos los miembros se salen de él y de que el dinero pierde su valor cuando todos los obreros se niegan a aceptarlo” Karl Marx, La ideología alemana, 1846
“Yo no soy un Realpolitiker” — Carta de Marx a Kugelmann, 1865
  
Fernando Aiziczon

Si un libro dice algo de la época y el lugar en que fue escrito diríamos que Ciencia y utopía. En Marx y en la tradición marxista de Ariel Petruccelli (Ed. El colectivo, 2016) es un esfuerzo notable por romper el esquematismo predominante en la práctica de las izquierdas, de insistir en que ni en los orígenes de los textos y autores canónicos del marxismo existió homogeneidad ni linealidad frente a problemas concretos de la realidad política, de dialogar con corrientes de pensamiento contemporáneo para ponderar si el poder de fuego del marxismo sigue vigente, y de invitar a discutir la dimensión utópica del socialismo en una época marcada por el escepticismo residual que la caída del muro de Berlín todavía produce. ¿Todos estos temas están en discusión hoy?, definitivamente no. Este libro propone un itinerario pero hay que decir que el autor discute casi en soledad si es que tomamos como referencia el panorama intelectual argentino o latinoamericano. ¿Es por lo tanto una obra fuera de época?, tampoco, si es que no pensamos la noción de “época” como algo ceñido a una coyuntura específica y que excluye del horizonte inmediato a problemas clásicos que mantienen vigencia. Pongamos un ejemplo entre muchos: las palabras “científico/a” u “objetivo” todavía campean sin pudor en el vocabulario militante de la izquierda dura de nuestros días al momento de exigir rigor de una afirmación; y eso puede ser considerado como un vestigio discursivo, una exigencia empirista, o una discordancia temporal respecto del devenir del conocimiento humano; y si persiste, también puede pensarse en que no ha ocurrido un relevo más o menos decoroso que reemplace la ortodoxa idea de “socialismo científico”. 

Historia política de la verdad. Una genealogía de la moral. Breviarios de los cursos del Collège de France — Michel Foucault

Luis Roca Jusmet

Michel Foucault es, sin duda, uno de los grandes filósofos de la segunda mitad del siglo XX. Y Jorge Álvarez Yágüez, editor del libro, es uno de los expertos españoles que mejor han trabajado “el último Foucault”, el que puede situarse ya en los cursos de los años 80 y en la publicación del segundo y tercer volumen de su Historia de la sexualidad. Escribió al respecto un interesante libro con este título, subtitulado “voluntad de verdad y subjetividad ( Biblioteca Nueva, 2013) en el que argumentaba la coherencia global de la trayectoria foucaultiana y cuestionaba radicalmente su supuesto giro hacia posturas individualistas esteticistas y un retorno a una filosofía del sujeto. Siguiendo las propias palabras de Foucault la relación entre sujeto y verdad era el hilo conductor de toda su obra. Aunque es cierto que hay en el último Foucault una apertura a un sujeto ético con más margen para construirse a sí mismo. Lo que no quiere decir que esto le aparte de la dimensión política de la ética, como Álvarez Yágüez pone de manifiesto en su brillante estudio sobre la noción griega de parrêsía.No hace mucho Jorge Álvarez Yágüez editó un libro con el sugerente título de La ética del pensamiento. Para una crítica de lo que somos ( Biblioteca Nueva, 2015) en el que presentaba toda una serie de textos foucaultianos, no por menores menos sugerentes, escritos entre 1977 y 1984, justamente de esta última etapa que estamos hablando. La hipótesis de Jorge Álvarez Yágüez es que la expresión “ética del pensamiento” sintetiza su propuesta vital y filosófica, totalmente entrelazadas, que no hacen otra cosa que querer liberar el pensamiento de sus ataduras, para poder pensar de otra forma y ejercer una práctica la libertad sin someterse a las formas de dominio y de normalización que nos imponen. Ello en el marco de una ontología del presente (en la línea apuntada por Kant) que no se olvida de la inspiración nietzscheana de hacer de la filosofía un diagnóstico del tiempo en el que vivimos.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo