23/7/15

Karl Marx según Francis Wheen

Un hombre victoriano atribulado por la falta de dinero y cuyas dolencias físicas no le dejaban vivir. Un personaje dickensiano excesivo y fascinante. Así es el Marx que retrata Francis Wheen

Anna Caballé   |   Mientras pasaba unas cortas vacaciones de verano en Ramsgate, en 1880, Karl Marx conoció al periodista estadounidense John Swinton. Este vio con sorpresa al viejo y temible revolucionario jugando en la playa con sus nietos. Al anochecer Marx aceptó la entrevista que aquel le proponía: los dos hombres bebían brandy y hablaban del mundo y de los detalles del día cuando Swinton le preguntó de pronto cuál era la suprema ley de la vida, aquella que todo lo cruza y a la que todos los seres se someten. Marx quedó en silencio viendo cómo las furiosas olas estallaban en la playa y contestó solemnemente: “¡La lucha!” Había, dice Swinton, un fondo de desesperación en su tono pero, por fortuna, lo que decía no era más que la verdad.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo