9/3/15

Charles Baudelaire y la belleza del mal

Charles Baudelaire, el poeta que sintió una fuerte fascinación por el mal -quizás sugestionado por las drogas y por los ambientes desenfrenados en los que se desenvolvió desde muy joven-, terminó su vida en el sanatorio del Dr. Duval en Passy, donde pasó el último año de vida vegetando a causa de una hemiplejía provocada por una sífilis, recuerdo de sus años bohemios. Sin poder hablar ni leer, finalmente una sordera le dejó totalmente incomunicado con el resto del mundo. Tras una dura agonía, Baudelaire fallecería acunado entre los brazos de su puritana madre, un 31 de agosto de 1867 a los 46 años de edad. A su entierro, en pleno período vacacional en París, acudieron unos pocos amigos pero ningún representante de la Sociedad de Escritores.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo