16/4/15

‘Para leer El Capital’, de Louis Althusser, a 50 años de su publicación

José Manuel Cuéllar Moreno   |  [El] libro Para leer El Capital, cumple cincuenta años de haber sido publicado en Francia bajo el título Lire le Capital (sin ese enigmático “para” que la editorial Siglo XXI decidió añadir). Sus autores, Louis Althusser  (Argelia, 1918 – París, 1990) y Etiénne Balibar (Avallon, Yonne, Borgoña, 1942) acometieron la empresa de fundar lo que hoy se conoce como “marxismo estructuralista”. Althusser (maestro del propio Balibar, así como de pensadores de la talla de Roger Establet, Pierre Macherey y Jacques Rancière) llevó a cabo una regeneración de las teorías marxistas, destacando la mayor contribución de Marx, esto es, su concepción de una nueva ciencia, y oponiendo su propia interpretación de la obra marxiana a los discursos dominantes.

Prestemos atención al nombre del coloquio/homenaje: “El porvenir es largo: a 50 años de la publicación de Para leer El Capital”. Este nombre es un augurio –el porvenir será largo– y una declaración de intenciones. La Mtra. Diana Fuentes recordó a la audiencia que la frase “leer El Capital” ha de entenderse como una exhortación a leer a Marx, sí, pero también a los marxistas y su historia. En otras palabras, el libro nos invita a revisar con ojo crítico lo que se ha dicho alrededor de Marx y a cuidarnos de no fijar el marxismo de una vez y para siempre en una interpretación única y hegemónica. Buena parte de los esfuerzos de Althusser tenían como propósito devolver al marxismo su capacidad de autoevaluación

La celebración en septiembre de 1956 del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), luego de la muerte de Stalin, abrió la posibilidad de la autocrítica para el marxismo ortodoxo. Althusser se inserta en esta tradición post-stalinista que quiere rescatar a Marx del marxismo. En consecuencia, Althusser deslindó su postura de la de Gramsci, Lukács (fuertemente influenciado por la dialéctica hegeliana) o Sartre, poniendo de relieve la diversidad de marxismos o espectros de Marx, como apuntó Derrida en otro sitio. Sin embargo, este deslinde no estuvo exento de controversias. El supuesto “corte epistemológico” que, según Althusser, separa al joven Marx (más hegeliano, humanista y metafísico) del Marx maduro (el autor de El Capital), trae como posible consecuencia una teoría positivista. Sea de un modo u otro, queda claro que Althusser aplicó el método marxista al propio Marx –estrategia inusitada de lectura que ha sido llamada, con muy buen tino, “lectura sintomática”–. Para Althusser, los silencios y las omisiones de Marx también hablan. El modo de producción capitalista encubre constantemente sus contradicciones internas. La fórmula del capitalismo (dinero que produce más dinero, valor que se valoriza mediante la explotación de la clase obrera) es casi por definición una fórmula invisible a la que sólo se accede mediante la sospecha. De aquí que el Dr. Cesáreo Morales haya denominado a Marx un “filósofo de la vela”, un filósofo vigilante de la sociedad, la historia y sí mismo. 

Para leer El Capital es un libro que, en efecto, apunta al porvenir del marxismo y de la sociedad; desde su primera publicación en 1965, este libro está volcado al futuro: la (perpetua) renovación de Marx y, a través de esta renovación, el cambio de las relaciones sociales. Las preguntas que formuló el Mtro. Sergio Lomelí no son descabelladas: ¿qué hay del marxismo mexicano luego de la transición política del año 2000, la huelga de la UNAM, el deceso de Adolfo Sánchez Vázquez (entre otros grandes exponentes del marxismo)?, ¿dónde está en México el sujeto revolucionario?

La presencia de Etiénne Balibar en la inauguración y clausura del evento, además de su participación en una conferencia magistral y una entrevista, dotaron a este coloquio/homenaje de una significación especial. En estos tiempos de coyunturas, no es mala idea responder al llamado de Althusser y volver a El Capital, cuyo porvenir acaso coincida con el nuestro.
http://zozobracolectiva.com/

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo