25/3/14

La filosofía burguesa posclásica | Rubén Zardoya Loureda

“Quien no ha sido obstinado acusador durante la prosperidad, debe callarse ante el derrumbamiento” | Víctor Hugo, Los miserables
Eliades Acosta Matos | Los más consecuentes marxistas cubanos, aquellos que peleamos desde Marx por transformar el mundo en que vivimos, aún teniendo pendiente la asignatura de su explicación, no tenemos motivo de enemistad con Víctor Hugo. Todo lo contrario: una suave corriente de simpatía llena nuestras conversaciones con el fantasma del escritor vehemente, del par de Francia, del diputado exaltado defensor de causas nobles como el derecho de los cubanos a ser libres o el derecho de los comuneros de París a rebelarse para no morir de hambre a manos de los piadosos burgueses de la época. Siendo como somos, un pueblo culto y rebelde, no debe extrañar a nadie que la figura de Víctor Hugo, desde los tiempos de Martí, constituya una especie de sombra tutelar perenne en los numerosos intentos de levantamientos que hemos protagonizado. Ha servido lo mismo para apostrofar a los tiranos

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo