23/10/14

Las circunstancias obligaban. Homoerotismo, identidad y resistencia | Materialismo, identidad e historia del homoerotismo

Mario Espinoza Pino   |   Las circunstancias obligaban. Homoerotismo, identidad y resistencia (Egales, 2011) es, sin duda, el proyecto teórico más ambicioso de Javier Ugarte hasta la fecha. Y lo es tanto por su objeto de investigación –la evolución de las identidades homoeróticas a lo largo de la historia de Occidente– como por el singular dispositivo analítico que pone en juego. En Las circunstancias obligaban se funden las dos trayectorias que han articulado las principales investigaciones de Ugarte: por un lado, sus trabajos centrados en el campo de la biopolítica, publicados en obras como La administración de la vida (Anthropos, 2005) y Hacer vivir, dejar morir. Biopolítica y Capitalismo (Arbor-La Catarata, 2010); por otro lado, sus escritos dedicados al ámbito de la homosexualidad (u homosexualidades), recogidos en Sin derramamiento de sangre. Un ensayo sobre la homosexualidad (Egales, 2005) o Una discriminación universal. La homosexualidad bajo el franquismo y la transición (Egales, 2008).

Con estos precedentes, uno esperaría encontrarse una obra escrita en la estela de la Historia de la Sexualidad, enmarcada en el análisis de las instituciones, saberes y poderes a partir de los que se construyen –en diferentes momentos de la historia– las identidades del invertido, el homosexual, la femme, el gay o la lesbiana. Aunque esa mirada está presente en los análisis históricos de Las circunstancias obligaban, la apuesta de Ugarte desborda los usos habituales de los intelectuales próximos a Foucault. ¿En qué medida? Veámoslo.

Para empezar, Ugarte propone un tipo de análisis socio-histórico del homoerotismo heredero de algunas de las tesis centrales del materialismo histórico, algo que dotará al texto de originalidad y, sobre todo, permitirá al autor una sorprendente amplitud y versatilidad en su enfoque. Las hipótesis de la obra siguen de cerca aquellas que K. Marx y F. Engels perfilaran en manuscritos como La Ideología Alemana (1845-46): “La organización social y el Estado brotan constantemente del proceso de vida de determinados individuos […] es decir, tal y como actúan y como producen materialmente y, por tanto, tal y como desarrollan sus actividades bajo determinados límites, premisas y condiciones materiales, independientes de su voluntad”. Por tanto, el análisis histórico de las identidades homoeróticas no partirá sin más de un cuerpo de instituciones y discursos productores de subjetividad (à la Foucault), sino que Ugarte situará esa red compleja en el marco de la teoría marxista del modo de producción. La producción será el eje que orientará las estrategias de los dispositivos sociales de poder y saber, los cuales favorecerán o penalizarán la existencia de ciertas identidades (como las homoeróticas) de acuerdo con unos objetivos estrechamente vinculados a la reproducción social. Cada sociedad histórica generará –a través de diversos medios e instrumentos– identidades normativas y útiles para perpetuar sus propias relaciones de producción y estructura social. Como iremos viendo, una red discursiva y gubernamental se irá tejiendo progresivamente con el fin de regular la anatomía de la sociedad, de modo que las virtudes de la norma y los horrores de la desviación queden justificados y estatuidos a través de diversos códigos sociales (religiosos, morales, jurídicos, médicos, etc.).

Al adquirir el modo de producción centralidad en el estudio de las identidades, será fundamental realizar un análisis de clase en relación con la evolución del homoerotismo, pues “la adscripción de una persona a un estamento o clase social resulta clave para comprender su comportamiento (y, por lo tanto, construir su identidad)” (p. 28). La clase social es definida por Ugarte como un haz de relaciones que involucra condiciones económicas (trabajo, formación, proporción que se recibe de la riqueza social) y político-culturales (defensa de intereses comunes con individuos que se hallan en una situación similar), constituyendo una de las constantes sociológicas centrales de su investigación. Insistiendo en una de las tesis más conocidas de Marx, Ugarte señalará que las transformaciones en el “modo de producción” –transformaciones en las relaciones de producción y las fuerzas productivas– provocan alteraciones en la estructura social, en las clases y las identidades. Las relaciones homoeróticas no constituirán una excepción a la regla. Por ello, cuando se analicen estas identidades habrá que atender a su substrato material, aprehendiendo su evolución en sintonía con el desarrollo de los diferentes modos de producción.

Más allá de Karl Marx, existen otras influencias teóricas de importancia en Las circunstancias obligaban. La mirada de Javier Ugarte hacia el concepto de Estado (especialmente en su acepción de “gobierno”) es deudora de la perspectiva biopolítica de Foucault y de los análisis del Sistema-Mundo realizados por I. Wallerstein o G. Arrighi. La síntesis de ambos enfoques le permite insertar las diferentes formas de organización política que analiza –junto con otras instituciones, como la Iglesia, el ejército, las fábricas o la escuela– en amplias estrategias de carácter económico político que tienen por objeto controlar la población y regular sus conductas. Foucault proporciona al autor una rejilla analítica más cultural y “micro” sobre las identidades, mientras que el discurso de autores como Wallerstein dota al escrito de una dimensión histórica atenta a transformaciones sociales más globales (más “macro”). Por otra parte, a la hora de trabajar la reproducción y la demografía, el texto manifiesta una fuerte impronta del materialismo cultural de Marvin Harris. Esta influencia va adquiriendo cada vez más importancia a lo largo de la obra, ya que, como mostrará el autor, la presión demográfica es un elemento crucial para entender la intensidad de las políticas elaboradas en contra del homoerotismo.

- Las circunstancias obligaban. Homoerotismo, identidad y resistencia, de Javier Ugarte Pérez (Editorial Egales, 2011)
- Título original: “Materialismo, identidad e historia del homoerotismo: del “acto nefando” a la militancia queer”
 

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo