2/12/13

Cultura y Estado | ¿Puede el Estado prescindir de su función cultural y dejar que el mercado se apodere de ella y la disuelva?

A fines del siglo 20, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman lanzó el concepto de “modernidad líquida”, al que regularmente vuelve para abordarlo desde una perspectiva en particular. Hasta no hace mucho, según Bauman, la modernidad fue sólida. Pero un buen día se disolvió, se tornó líquida, y en consecuencia ya nada puede mantener su forma durante un largo tiempo porque no existe algo que reemplace a la forma disuelta y que se presente como más resistente al proceso de disolución. Por el contrario, allí donde se propone una alternativa, esta se proclama, de entrada, líquida. Ahora, concluye Bauman, nada es para siempre; todo es provisorio.

Su nuevo libro es La cultura en el mundo de la modernidad ­líquida (FCE, 2013), cuyo objetivo –explicitado desde el título– es ­pensar las transformaciones que ha experimentado el concepto de cultura a lo largo del tiempo y cuál es, si vale decirlo así, su estatus en la modernidad líquida que nos toca vivir.

Líquidos y vigilados | Una gran mayoría son adictos a la seguridad: son ciudades enteras, escaneadas, monitoreadas, vigiladas…

En Vigilancia líquida, su último libro, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman desarma diversos argumentos que componen un cuadro de inseguridad global (y local) para concentrarse sobre la línea de flotación de la que son objetos los sujetos en el mundo contemporáneo, sin descartar los aportes de la narrativa más experimental. El libro, publicado por la casa Paidós, despliega las reflexiones del cientista social nacido en Polonia en 1925 y declarado catedrático emérito de Sociología en la Universidad de Varsovia. Bauman publicó, entre otros libros, Modernidad líquida, Amor líquido, Vida líquida, Vidas desperdiciadas, Trabajo, consumismo y nuevos pobres, Tiempos líquidos, Miedo líquido, Pensando sociológicamente, Mundo consumo, Identidad y Daños colaterales. Para este sociólogo, “la vigilancia es un tema cada vez más presente en las noticias cotidianas, aunque (la vigilancia) ha ido extendiéndose poco a poco durante décadas y constituye un elemento fundamental del mundo moderno”. Si casi todos los ciudadanos se sienten vigilados, es porque los dispositivos de vigilancia también se han vuelto líquidos. Y así sucede con la

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo