26/10/13

Max Hastings | La catástrofe de 1914

Anaclet Pons  |  Otra cosa no será, pero a Max Hastings (o a su editor) no le duelen prendas cuando se trata de poner títulos a sus libros. Tras la ración de infierno, armagedón y némesis, llega ahora la simple catástrofe: Catastrophe: Europe Goes to War 1914 (Harper Collins). Tratándose del autor del que se trata, con éxito casi asegurado y traducciones garantizadas, no es de extrañar que las primeras reseñas hayan precedido casi a su despliegue en los escaparates británicos. A David Crane, en el Spectator, no le complace el enfoque (para con los británicos), pero sí a Dominic Sandbrook en el Sunday Times, mientras Ben Macintyre en el The Times intenta ser más frío. Pero dejemos a unos y a otros y vayamos al comedido repaso bibliográfico que

‘Miguel Mármol’ de Roque Dalton (Baile del Sol)

Jesús Aller  |  El escritor salvadoreño Roque Dalton, nacido en 1935, desarrolló una intensa actividad política que lo llevó a conocer cárceles y exilio hasta su asesinato en 1975 por sus propios compañeros del Ejército Revolucionario del Pueblo. La persecución de los responsables de su muerte ha dado lugar a un calvario judicial cuyas consecuencias no se han resuelto todavía. Conocido hoy sobre todo por su obra poética, rica en matices y noble de compromiso social, Roque Dalton no dudó en cultivar la narrativa en algunas ocasiones. Así, un encuentro en Praga en 1966 con su compatriota el viejo luchador obrero Miguel Mármol, superviviente de la masacre de 1932, llevó a ambos a concebir el plan de una larga entrevista que sirviera a Roque para construir un libro centrado en estos hechos. Éste, que en su

¿Cómo leer a Walter Benjamin?

Reyes Mate  |  A este perdedor le van bien las cosas. Se le edita y se le cita como una autoridad indiscutible. Está a punto de convertirse en objeto de veneración y consumo, justo lo contrario de lo que él pretendió. Este éxito tiene el inconveniente de mellar su aguijón crítico y, por tanto, de traicionar su pensamiento. La cosa tiene sus gracias si observamos que su escritura es todo menos de fácil digestión. Hay frases e imágenes brillantes, pero su textura es críptica y árida. ¿Cómo leer a Benjamin para sortear tantas trampas?

El dio una pista en ‘La obra de arte en la época de la reproductibilidad técnica’. Ahí dice que en la reproducción y

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo