11/10/13

Epílogo del libro ‘Procès d’un homme exemplaire’ | Éric Toussaint, lanzador de alertas

Jean Ziegler  |  En nuestra Europa de la conciencia homogeneizada, del consenso confuso, de la razón de Estado triunfante, cualquier idea de ruptura con el orden mortífero del mundo aparece como una utopía e incluso, más comúnmente, como un delirio (2). Entre nosotros, en el mejor de los casos, un revolucionario se considera un excéntrico simpático, una especie de vagabundo espiritual, un iluminado inofensivo o un marginal pintoresco, en el peor un revoltoso inquietante, un desviado o un loco. Las oligarquías del poder financiero globalizado gobiernan el planeta. Su ideología legitimadora: un economismo riguroso, un chovinismo fanfarrón, una doctrina de los derechos humanos de doble rasero, ¿exagero? Estados Unidos, Francia, Bélgica y muchos otros Estados occidentales albergan dentro de sus fronteras democracias reales, vivas, respetuosas de las libertades y reivindicaciones que benefician a sus ciudadanos.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo