26/8/13

Elogio de la diferencia

David Felipe Arranz  |  Escribió el filósofo Gilles Deleuze en ‘Différence et répétition’ (1968) que la indiferencia tiene dos aspectos: el abismo indiferenciado, la nada negra, el animal indeterminado en el cual todo está disuelto, pero también la nada blanca, la superficie de calma recuperada en la que flotan determinaciones no ligadas, como miembros dispersos, cabeza sin cuello, brazo sin hombro, ojos sin frente, etc. Lo indeterminado es totalmente indiferente. Hay algo cruel y aun monstruoso en las indeterminaciones, en la rendición vital frente al adversario, en la unión obscena y cómoda con aquello y aquellos que se oponen a nuestros planteamientos y a nuestra ética. No marcar la diferencia, no aspirar a superar nuestras propias limitaciones, tender al citado abismo del que habla Deleuze.

Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo