28/12/13

Las Cazas del Hombre. El ser humano como presa de la Grecia de Aristóteles a la Italia de Berlusconi

Alejandro García  |  En un ensayo con aroma a Foucault, Gregoire Chamayou nos propone un viaje a la historia de la Caza. Caza con mayúsculas porque se refiere al humano como presa. Pero advierto: no se dejen equivocar por la dimensión de esta obra, ni por la aparente liviandad narrativa, ni siquiera por la arbitraria selección del material histórico que incrusta. Al fin y al cabo no es un libro de historia estrictamente, aunque también lo es.

Se trata de una guía gnoseológica sobre el ejercicio del Poder a lo largo de la experiencia humana. Ejercicio que en este caso es examinado en su manifestación más apabullante y totalitaria, es decir la inapelable soberanía para decidir quién vive y quién muere, quién caza y quién es cazado. Al tiempo que indaga en los principios filosóficos, intereses materiales de los núcleos dominantes, paradigmas civilizatorios de cada fase histórica, que interpretaban esta caza humana como una manifestación más del “orden natural de las cosas”.

Para cumplir con su destino heroico a los jóvenes espartanos les era legítimo entrenarse cazando y matando en razzias nocturnas a los desgraciados ilotas. O que Voltaire “entendiera” el futuro de cadenas en la esclavitud que esperaba a los hombres de pieles negras cazados en África, consecuencia de su propia flojedad culposa (recordar la Histoire Naturelle de Buffon y la debilidad humana intrínseca a la “tórrida zona”) o de su incapacidad de rebeldía (Hegel). O que Le Bon se esforzara en indagar sobre el hecho extremo, pero natural, de la jauría humana a la caza del chivo expiatorio. Y cómo no, que Ginés de Sepúlveda en el Debate de Valladolid (1550) sostuviera ante La Casas, en la que quizá fue la argumentación de mayor densidad teórica, aunque de irresoluble sofismo1, la potestad que nuestra superioridad moral y cognitiva concede a nuestro soberano para cazar, esclavizar o exterminar al indio americano, tipificándolo ahora no como esclavo sino como “inferior por naturaleza” (deshumanización).



Not@s editoriales

Karl Marx & Friedrich Engels: Prólogos a varias ediciones del Manifiesto del Partido Comunista Flacso
'Das Kapital' fully digitized — Instituto Internacional de Historia Social de Amsterdam
Karl Marx: Prólogo a la primera edición alemana de El Capital — El Viejo Topo
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
Jaime Ortega Reyna: Marx y Freud en América Latina — AcademiaEdu
Andrea Baldazzini: Note su “Il Mediterraneo” di Fernand Braudel — Pandora
Las ediciones de la obra de Gramsci — Mundo Untref
Reyes Mate: Correspondencia entre Theodor Adorno & Gershom Scholem: razón y mística — ABC
Reseña crítica de 'The Limehouse Golem': caza al asesino, la búsqueda de un psicópata en el Londres de finales del siglo XIX — El Mundo